Existen distintos tipos de válvulas con funciones diferentes, por lo que seguramente te has preguntado ¿Qué tipo de válvula necesito? ¿Qué válvula me conviene más? Es por eso por lo que TUCESA te dice cuáles son las válvulas más comunes y sus aplicaciones.

 

Válvula de bola

La válvula de bola también se conoce como válvula de cierre rápido. Es un tipo de válvula bastante versátil debido a que, para abrir o cerrar de manera rápida la válvula, su palanca solo debe girar 90°.


Es una válvula fácil de operar y de diseño pequeño por lo que es muy popular. Debes tener en cuenta que si requieres regular fluidos esta válvula no es la más adecuada, ya que opera mejor cuando está totalmente abierta o cerrada. Para estos casos es mejor utilizar la válvula de mariposa.

 

Válvula de mariposa

La válvula de mariposa tiene una palanca que gira 90° para abrir o cerrar el disco, el cual bloquea o permite el paso de fluidos. Esta válvula tiene un diseño circular y un disco en el centro, aunque existen de tipo Waffer y Lug. Te conviene utilizarla para aplicaciones que no necesiten de mucha presión o regulación porque su operación óptima es al estar abierta o cerrada completamente.

 

Válvula de globo

La válvula de globo es reconocida por la forma de su cuerpo, de ahí su nombre. Su mecanismo de operación consiste en girar el volante para hacer descender un vástago que te permite bloquear el flujo. Esta válvula te permite regular el fluido porque gracias al vástago que tiene puedes permitir que este pase gradualmente de una cámara a otra.


Estas son los tipos de válvulas más comunes y las aplicaciones que puedes darles. ¿Necesitas una de estas u otra válvula más especializada? Contáctanos o visítanos, en TUCESA tenemos estas y otras válvulas.